bank-al-maghrib-10-moroccan-dirhams-1987[1]La moneda marroquí: El Dirham.

Siempre que viajamos a un país extranjero nos preocupamos por su moneda, el vil metal que por muy vil que sea es la llave para nuestra estancia sea más o menos cómoda. En el caso de Marruecos, no necesitaremos demasiado ya que el coste de la vida es aproximadamente  la cuarta parte del español y los sueldos medios rondan entre los doscientos o trescientos euros.

La moneda marroquí: El dirham (Dh) y su cambio redondeado es de diez u once dirham por un euro. Pincha aquí si quieres saber más sobre el cambio de moneda en Marruecos.

El origen de la moneda marroquí: El Dirham.

Antes de la introducción del nuevo sistema monetario en 1882, Marruecos acuñó monedas de cobre (felus), dírhams de plata y benduqi de oro.

Después de los protectorados español y francés, Marruecos volvió a introducir el dírham en 1960, sustituyendo al franco, aunque ése no dejó de circular totalmente hasta 1974.

En 1974, con la aparición del santim, se inició un nuevo sistema monetario en denominaciones de 1, 5, 10, 20 y 50 santimat y 1 dírham. Las monedas de 1 santim eran de aluminio, las de 5, 10 y 20 santimat de bronce-aluminio y las demás de cuproníquel. En 1980 se añadió un nuevo tipo de moneda de 5 dírhams que fue sustituido por una moneda bimetálica del mismo valor en 1987. En 1995 se añadió otra moneda bimetálica de 10 dírhams.

La serie de monedas actualmente en circulación fueron acuñadas en el año 2002, sustituyendo progresivamente a la anterior serie emitida con el busto del rey Hassan II. Las monedas de 5 y 10 Dírhams son bimetálicas y las monedas de 1 santimat dejaron de ser acuñadas aunque no han sido retiradas oficialmente de circulación. También en 2002 se introdujo un nuevo valor correspondiente a 2 dírhams.

Los primeros billetes.

Los primeros billetes impresos con denominaciones en dírhams eran sobreimpresiones de los primeros billetes en francos, con denominaciones de 50 dírhams (sobre los antiguos 5.000 francos) y 100 dírhams (sobre los antiguos 10.000 francos). En 1965 se emitieron nuevos billetes de 5, 10 y 50 dírhams. En 1970 se introdujeron los billetes de 100 dírhams, seguidos de las denominaciones de 200 dírhams en 1991 y 20 dírhams en 1996. Los billetes de 5 dírhams se sustituyeron por monedas en 1980, y lo mismo pasó en 1995 con los de 10 dírhams.

La nueva serie de billetes emitida bajo el actual reinado de Mohamed VI convive con la de su padre, el anterior rey Hassan II, ambas pueden verse en circulación con relativa facilidad, aunque los billetes emitidios por el monarca predecesor están siendo retirados por los bancos y sustituidos por los nuevos paulatinamente. Los colores de las dos series permanecen invariables, tan solo los diseños se ven alterados con la efigie del nuevo monarca además de estar impresos con un diseño gráfico más actual y con unas nuevas medidas de seguridad más modernas.

Recomendaciones sobre los Dirhams en Marruecos.

 

Efectivo

No hay nada más práctico que el efectivo… ni más peligroso. Si se pierde, se fue para siempre y muy pocos seguros de viaje vendrán al rescate. No obstante, hay que llevar dinero en efectivo. Una pregunta típica de los viajeros a la hora de preparar su viaje a Marruecos es cuanto dinero deben cambiar una vez en Marruecos, la respuesta es a la vez sencilla y complicada: Depende de lo que tengas planeado. Pero aqui dejamos algunas recomendaciones sobre:

¿Cuanto dinero debo cambiar en Marruecos?

Se recomienda llevar algunos billetes pequeños en la cartera, o en un bolsillo (pero nunca en un bolsillo trasero o en bolsos) para las transacciones del día a día. Marruecos es un país sorprendentemente seguro pero siempre hay que tomar precauciones ay que las cosas pasan en todas partes y como reza el famoso dicho:

“Hombre prevenido vale por dos”

El resto del dinero que no vayamos a usar, se puede guardar en una maleta o en otro lugar seguro.

Si se viaja por lugares remotos o el viaje es largo, hay que llevar suficiente efectivo para que dure hasta llegar a una población importante.

Es recomendable llevar una reserva de dinero en euros. No es porque pase nada malo, puede ser muy práctico si nos hemos enamorado de un objeto cuya compra no teniamos planeada.

Llevar muchas monedas puede resultar molesto, pero son muy útiles para taxis, propinas, guías y mendigos.

Lo más cómodo es viajar con el dinero en efectivo ya cambiado pero importar y exportar moneda marroquí está totalmente prohibido. De hecho esta penado sacar más de 1000 dirhams del país. De manera que no queda mas remedio que ir cuando lleguemos a Marruecos a las oficinas de cambio de divisas que suelen tener los aeropuertos, puertos, hoteles y bancos.

En las fronteras (Tánger, Ceuta y Melilla ), suelen situarse cambistas,  que nos proponen hacer un cambio ventajoso, es un negocio que pocas veces sale ventajoso para el viajero y que comunmente es nicho de estafas y timos para el viajero confiados, por todo esto, lo más sensato es acudir a las vías establecidas.

El dinero se acepta en todas partes y no sólo se puede pagar en dirham, los euros los admiten en muchos sitios, en cambio los cheques de viaje nada más que los recogen los hoteles de lujo.

Bancos y cajeros automáticos en Marruecos.

Con respecto a los bancos y a los cajeros automáticos, es importante saber que suele ser fácil encontrarlos en las grandes ciudades pero en las zonas rurales no es habitual. Es común que la gran mayoría de cajeros cobren comisión por sacar dinero.

Así mismo, es fácil pagar compras con tarjeta de crédito en tiendas y restaurantes de localidades grandes pero no en pueblos y aldeas.

Por seguridad , es mejor pagar con tarjeta cuando realicemos compras por cantidades moderadas ( a partir de quinientos euros ).

Solo nos queda recordar que al finalizar el viaje, si nos han sobrado monedas y billetes marroquíes o los canjeamos antes de partir o nos quedarán como souvenir ya que en España no se pueden cambiar debido a la estrategia monetaría proteccionista que tiene Marruecos.

¿Tienes alguna anécdota relacionada con los Dirhams o alguna historia que compartir? ¡No lo dudes y escríbenos!